miércoles, 20 de enero de 2010

Miedos


Se encontraba solo en la oscuridad, rodeado de un silencio atronador, de repente, el sonido del viento hizo su aparición, la ventana de la habitación se abrío en medio de la oscuridad. Inmediatamente, una sombra con forma de ser monstruoso se proyectó en la pared de la habitación. Tanto fue el terror que sintió, que decidío encender la luz de la habitación y así durmío toda la noche. A la mañana siguiente se asomó por la ventana y vío un pañuelo de color negro con las iniciales P y E, que se había quedado encima de una rama de árbol, que al proyectarse formaba la figura que había visto la noche anterior. Lo curioso de esta historia, no es el pañuelo sino a quién le pertenecía, nada más y nada menos que a un hombre que había fallecido en la casa de al lado, al caerse por la ventana de la habitación contigua.

¿Realidad o sugestión?

2 comentarios:

Armand dijo...

Tía, todas tus entradas me fascinan.

Seth Valentine, Victorian Vampire dijo...

Me encanta ésta entrada. Y las demás también.
Me encanta, simplemente.

Sigue así